Operación Valkiria: ¿Que hubiera pasado si el 20 de Julio de 1944 matan a Hitler?

 

Estado de la Sala de Conferencias de la Guarida del Lobo después del atentado.

Era la mañana del 20 de Julio de 1944, una mañana calurosa, el sol mostraba su esplendor en los bosques de la Prusia Oriental, donde Hitler tenía su reunión en la Guarida del Lobo ( Wolfsschanze en alemán), así había bautizado a su Cuartel General de Rastemburg. Los aliados el pasado 6 de Junio habían desembarcado en Normandía, y la situación de los ejércitos alemanes en el frente del Este era sumamente comprometida, la Wehrmacht no se llegó a recuperar de las derrotas de Stalingrado y del fracaso estratégico en Kursk, y a esto se le suma la pérdida del norte de África y el empuje de los Aliados desde Italia. Lejos quedaban las victorias del Eje en los primeros años de la Guerra, ahora estaban retrocediendo por todos los frentes .Los planes del atentado lo organizaron un grupo de militares descontentos con la deriva política de Hitler y con las derrotas militares cuyo mayor responsable era el Führer, a pesar de que muchos de ellos habían simpatizado con los nazis en los primeros años.

 

Entre los líderes que idearon el atentado encontramos al General Olbricht, Von Tresckow, Ludwig Beck y el Coronel Klaus Schenk Von Stauffenberg, éste último fue el autor material del atentado. Podemos ver como los líderes instigadores del complot contra Hitler son militares de tradición prusiana, principalmente de familia noble, no pretendían volver a la República de Weimar, eran anticomunistas convencidos. Pero tenían una cosa clara, a pesar de su juramento de fidelidad al Führer no podían comulgar con los crímenes del nacionalsocialismo ni con el curso de la guerra.

 

El plan de los disidentes contra Hitler consistía en colocar una bomba en su Cuartel General la mañana el 20 de Julio, con la muerte de Hitler y de su estado Mayor se daría luz verde a la Operación Valkiria, en un primer momento la Operación Valkiria consistía en movilizar el ejército de reserva en Berlín en caso de emergencia nacional o por si se decretaban sustituciones en el frente, esto era en el año 1941.Posteriormente se modificó para movilizar al ejército de reserva en caso de levantamiento interno, ya que Alemania tenía millones de trabajadores forzosos de otros países. Los conspiradores reescribieron Walkiria para poder sofocar un golpe de Estado interno en caso de que el Fürher muriera, así conseguirían tomar Berlín y sustituir un gobierno por otro. Se organizó de forma que una vez muerto Hitler, se culpara a las SS del atentado, los conspiradores pondrían en marcha la Operación Valkiria y detendría a los máximos dirigentes del partido Nacionalsocialista y de las SS, desmontando toda la estructura del Estado. Una vez instaurado un nuevo gobierno, se pondrían en contacto con los Aliados para negociar una paz honrosa y evitar más muerte y destrucción en Europa.

Todo estaba listo para que la bomba estallara en el Bunker del Cuartel General, donde Hitler solía realizar planes militares, el 20 de Julio debido al calor se decidió cambiar la reunión a la sala de conferencias, un lugar más abierto, con ventanas, lo que reduciría las posibilidades de éxito en la explosión. Claus Von Stauffenberg dejó su maleta debajo de la mesa donde Hitler estaba posicionado, la clave fue que Stauffenberg no metío un segundo explosivo en la maleta, que podía haber duplicado las posibilidades para la muerte de Hitler. El Coronel dejó la bomba y salió rápidamente de la sala de conferencias

 

A las 12:42 la bomba explosionó, murieron cuatro oficiales y solo dos personas de las 24 lograron salir prácticamente indemnes, una de ellas fue Hitler, la mesa de roble había atenuado la explosión. Stauffenberg convencido del éxito tomó el avión que le llevaría a Berlín.

 

Mientras tanto en Berlín, los conspiradores estaban en un mar de incertidumbre. El general Fromm, que siempre había actuado con mucha cautela, se dice que era conocedor del atentado, pero nunca se adhirió, de hecho se negó a poner en marcha la Operación Valkiria, pues no había recibido noticias de la muerte del Führer, contactó telefónicamente con Keitel y éste le había asegurado que el Führer sólo tenía heridas leves. La conspiración para matar a Hitler y derrocar al régimen nazi había fallado no sólo porque éste estaba vivo, sino porque demoler el régimen nazi era mucho más complicado, la mayoría del pueblo era fiel a Hitler, y lo conspiradores ni consiguieron arrestar a los mandos de las SS, ni habían volado el centro de comunicaciones de la Wolfsschanze ni se silenciaron las radios de Berlín, ni las tomaron para hablar al pueblo alemán.

 

El Mayor Remmer era el que comandaba al ejército de reserva, era un Nacionalsocialista convencido, y los conspiradores en un primer momento le hicieron creer que estaba deteniendo a los autores del atentado contra Hitler, en el momento en que fue a detener a Goebbels éste le puso al teléfono con Hitler, le ascendieron a Coronel y le ordenaron que sofocara la Rebelión.

 

El General Fromm, temeroso de ser juzgado por los nazis por su tibieza con los conspiradores, ordenó en un Consejo de Guerra sumarísimo fusilar a los líderes atrincherados en el edificio del Alto mando de la Wehrmacht, entre ellos se fusiló a Olbricht y a Stauffenberg, gritando al momento de su fusilamiento Es Lebe das Heilige Deutschland!

 

¿ Que hubiera pasado si el atentado triunfa y Valkiria acaba en éxito ?

 

Hay tres teorías en este supuesto, la primera y más improbable era que el nuevo gobierno alemán se hubiera puesto en contacto con los aliados occidentales y pactar con ellos un alto el fuego, sin descartar la continuación de la guerra contra el comunismo del Este, aunque en esos momentos era prácticamente imposible que Churchill propusiera su “Operación Impensable” con Alemania todavía en pie, los aliados y la URSS tenían en aquellos momentos una relación excelente y todavía no había grietas entre ellos.

 

El segundo Supuesto era proponer una rendición honrosa para Alemania, el nuevo gobierno se encargaría de juzgar los crímenes cometidos por el gobierno Nacionalsocialista, todo sería pactado con unas condiciones con el fin de parar la guerra y Alemania se retiraría de los territorios ocupados hasta los Acuerdos de Münich.

 

El tercer supuesto y el más probable en mi opinión era que el hecho de que Alemania tuviera un gobierno liderado por militares tradición prusiana más algunos políticos relevantes no supondría ningún cambio para los Aliados, estos a partir de la Conferencia de Casablanca (Enero de 1943) ya acordaron que solo aceptarían una rendición incondicional de Alemania, ellos mismos cerraron la puerta a cualquier oposición interna contra Hitler.La negación de cualquier condición a los alemanes alargaría la guerra y obligó a Alemania a resistir desesperadamente, los alemanes sabían que si perdían la guerra la venganza contra su país sería brutal, y así fue.

 

 

Fernando Catalá

 

1 comentario en “Operación Valkiria: ¿Que hubiera pasado si el 20 de Julio de 1944 matan a Hitler?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *